You don’t rise to the level of your goals, you fall to the level of your systems.

James Clear – Atomic Habits

Quiero empezar este post citando esa frase del libro Atomic Habits de James Clear: No te elevas al nivel de tus metas, caes al nivel de tus sistemas.

Este es un tema que se siente muy cercano para mi, ya que siempre luche por ver cómo convertir mis metas de largo plazo en realidad. No es que crea que “lo haya logrado”, pero si que en este último tiempo he ido encontrando mi camino y quiero compartirlo con ustedes.

Siempre tuve grandes sueños y cosas “importantes” que quería hacer con mi vida, pero dichos sueños se veían tan gigantes que no sabía por donde empezar. Y las veces que lograba empezar a trabajar en uno de ellos, pronto me desalentaba la falta de progreso. Perdía motivación, abandonaba el proyecto, no sabía si era un tema de que no quería lo suficiente esa meta, o que simplemente era demasiado floja para poner el trabajo que se necesitaba.

Haciendo un mea culpa, probablemente si, hubiera un poco de flojera de mi parte. Falta de resiliencia. Pero más que nada creo que me faltaba un cambio de perspectiva, ver mis metas de una forma diferente.

La frase de James Clear con la que empecé este post nos dice que, tus resultados no van a depender de tus metas (visión de largo plazo), sino de tus sistemas o hábitos (visión de corto plazo).

Si lo piensas, resulta obvio. Cuando nos planteamos metas para el año, o para 5 años, incluso si nos planteamos metas para el mes. Nos estamos posicionando en una perspectiva de largo plazo, es decir de los resultados que queremos conseguir. Por ejemplo, quiero leer 2 libros este mes. Quiero ahorrar US$5000 este año o quiero recibirme de nutricionista en 5 años. Esos son los resultados que queremos conseguir al final de esos períodos de tiempo.

Porqué planteamos nuestras metas de esta forma? Porque los logros que requieren de trabajo por cierto período de tiempo, suelen ser motivadores, se sienten importantes y son cuantificables.

La clave es, una vez que nos fijamos una meta, tener en cuenta los sistemas que necesitamos para conseguir esos resultados.

No vas a llegar al día 30 del mes y de repente leer 2 libros. Debes dedicar en tu calendario semanal o diario, un tiempo para la lectura de dichos libros.

Los sistemas de los que hablamos, son nuestros hábitos. Las actividades que realizamos día tras día de manera consistente. Para alcanzar nuestras metas de largo plazo, es esencial considerar los sistemas que utilizamos. Es decir, deberíamos preguntarnos si las actividades que usamos día tras día, son consistentes con las metas que queremos alcanzar.

Te dejo dos formas de preguntarte esto…

  • Visualiza el tipo de vida que vas a tener cuando alcances esa meta y cuestiona que cambios deberías hacer en tus hábitos para estar más cerca de ese estilo de vida. Esto aplica más que nada para, justamente, cambios en nuestro estilo de vida. Por ejemplo, si nuestra meta es tener un estilo de vida más saludable, preguntarnos que tipo de vida lleva ese yo futuro en el que queremos convertirnos. Seguramente sea alguien que haga ejercicio de manera consistente, que coma un tipo de dieta, etc. Ahora es cuestión de empezar a hacer esas cosas.
  • Otra alternativa, es preguntarte: qué puedo hacer hoy, que me acerque a mi meta? Por ejemplo si tu meta es comenzar un negocio, puedes ir hoy y averiguar cuales son los requisitos que tienes que cumplir para abrir esa empresa de acuerdo con las leyes y reglamentos en tu ciudad.

Ahora, antes de terminar me parece muy importante que consideremos el siguiente punto. Cuando nos planteamos nuestras metas de largo plazo solemos olvidarnos del aspecto humano.

Nunca (o rara vez) nos preguntamos, dónde quiero que estén mis relaciones personales (familia, amigos, pareja) en un año, 5 años o 10 años. No somos máquinas que perseguimos carreras y metas financieras. Somos seres humanos que necesitamos conexión.

Si buscamos más efectividad en la consecución de nuestras metas y vamos a trabajar en establecer sistemas que nos apoyen en ese camino; es importante que cuando hagamos la conversión de metas a sistemas tengamos en cuenta el aspecto humano y mantengamos en nuestro día a día tiempo y espacio para nutrir nuestras relaciones.

Cuando queremos cambiar los resultados que obtenemos, crear nuevos hábitos es clave y no es para nada una tarea fácil. No puedo dejar de recomendar el libro Atomic Habits si quieren una guía para crear mejores hábitos.

Mientras yo aún intento mejorar mis hábitos, lo que uso como guía es mi “Bullet Journal” y mi “Habit Tracker”. Mi agenda – o bullet journal – para asegurarme de que cuando planeo mi semana esté incluyendo tiempo para todas las cosas que considero importantes. Mi habit tracker, para contabilizar cuántas veces hice esas actividades que quiero convertir en mis nuevos hábitos.

Qué les pareció el post de hoy? Están de acuerdo con la visión de los hábitos como sistemas en los que se apoyan nuestras metas? Llevan un registro de sus hábitos?

Hasta la próxima!

Andre

Published by Andre

Hola! Soy Andrea. Bienvenidos a mi blog.

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: