A todos nos pasa tener períodos en los que no conseguimos hacer nada. A veces, es que nos hemos agotado y necesitamos un tiempo para recargar las pilas. Otras, es que estamos procrastinando y evitando lidiar, no con la tarea que no completamos, sino con otros problemas de los que quizas no somos conscientes.

Hola! Cómo están? Yo he estado lidiando un poco con el popular “bloqueo de escritor”. Por ese motivo es que este post va un poco atrasado.

Si siguen mi instagram – y si no lo hacen los invito a que vayan a verlo, me encuentran en @elblogde.andre – puede que hayan visto una publicación en la que hablo sobre “Encontrar el balance” – un arte que aún no domino. Jaja!

No se si te pasa que tienes una semana súper productiva seguida de una o dos en las que no puedes hacer nada? Una semana en la que sientes que encontraste “lo tuyo” “tu camino” o como quieras llamarle, seguido de otro tiempo en el que te sientes perdido? A mi me pasa todo el tiempo, y me frustra enormemente cuando me encuentro en unos de esos momentos “perdidos”.

Hay dos tipos claramente distintos de tiempos no productivos, aquellos en los que estamos recargando las pilas porque nos agotamos en el periodo anterior, y aquellos en los que simplemente estamos perdiendo el tiempo y en los que habitualmente decimos que “nos sentimos estancados”

Recargar las pilas, o afilar la sierra en palabras de S. Covey, es importante y esencial para llevar una vida balanceada. Pero no es de esto de lo que vamos a hablar hoy, sino de los tiempos en los que nos sentimos “estancados”. Cuando nos sentimos estancados, puede ser que estemos haciendo muchas cosas, pero no sentimos que avancemos en dirección a nuestras metas o puede ser que siemplemente no logremos hacer nada.

Seguramente hayas visto en blogs, videos de youtube o en pinterest, listas que te indican pasos a seguir para salir de una situación de estancamiento. Eso no es lo que voy a proponerte en este post.

Cuando hablamos de estar estancados, en general nos detenemos en las consecuencias de ese estancamiento. Decimos cosas como: “no logro escribir” o “llegué a este plateau en mi nivel de fitness y no logro progresar” o “mi carrera no avanza”.

Si en una semana tienes la fecha de entrega de un trabajo de la universidad, entonces una lista que te sugiere: limpiar tu cuarto, despejar tu escritorio, planearte una recompensa para entregues el trabajo, preparar tus snacks para la semana, y todos los días a la mañana salir a caminar 20 minutos escuchando música, y llegar a casa a sentarte a trabajar en tu proyecto con una taza de tu café y uno de los snacks que tienes preparados es una sugerencia buenísima. Te va a sacar del aprieto y ayudarte a terminar el trabajo a tiempo.

Pero son soluciones de corto plazo y que no siempre te ayudan. Puede ser que sigas los pasos de una de estas listas o no. Y el éxito que obtengas de seguir una de estas listas va a depender de tu personalidad, y la personalidad de quien la creo y más importante aún de la situación específica en que te encuentres. Personalmente, no creo que nadie pueda crear una lista que nos ayude a todos, siempre.

Es muchas veces, esa situación de estar estancado, tiene detrás un problema más profundo. Te has cuestionado porqué dejaste “eso” para el último momento? O porqué no priorizas un tiempo para trabajar en esa meta que dices tener?

Muchas veces procrastinamos porque tenemos el hábito de procrastinar, otras tantas procrastinamos porque estamos evitando tomar una decisión.

En mi experiencia, una solución de más largo plazo para estas situaciones de estancamiento, requiere que nos cuestionemos y enfrentemos dichas cuestiones de fondo. Y para esto amigos, lamentablemente no creo que hayan listas.

Lo grave es que muchas veces estamos tán metidos en la rueda del hámster y tan desconectados de nosotros mismos, que no somos capaces de ver que hay algún problema detrás de ese estancamiento, mucho menos somos capaces de identificar cuál es ese problema.

Por eso es que es tán importante que en este mundo de ritmo acelerado, nos creemos una práctica, agregar un momento en nuestras vidas para conectarnos con nuestros sentimientos, es decir, con cómo nos sentimos.

Hoy parece que mi blog está plagado de esta frase: “para eso no hay una sola solución, lo que me sirve a mi puede que no te sirva a ti”. Es que todos somos distintos, y estamos en distintos momentos de nuestras vidas. Tienes que encontrar la práctica que te sirva a ti.

Para ello la forma es de “prueba y error”. Tienes que probar distintas opciones hasta que encuentres la rutina que se adapte a ti y a tu vida.

Yo escribo. Desde pequeña, necesite escribir para aprender. Y ahora he descubierto que lo que me ayuda siempre a aclarar mis sentimientos es escribir en un diario.

Otras personas, sienten que se reconectan consigo mismas si se van a acampar unos días en medio de la naturaleza, otros solo caminan en un parque. Otros practican yoga y meditación, otros corren, otros hacen música, otros escuchan música.

Capaz esto suena un poco woo-woo para ti, pero piensa que actividad disfrutas de hacer y en la que sientes que se expande tu alma. Quizás empieza con eso. A veces, tan solo honrar quienes somos permitiendonos disfrutar de lo que nos gusta es una forma simple de aprender a reconectarnos con nosotros mismos, y conocernos más.

En resumen, porque siento que en este blog hemos hablado de muchas cosas…

Cuando te sientes estancado, puede ser muy valioso preguntarnte si hay alguna razón detrás de ese sentirse estancado. Analizar si hay alguna decisión importante para nuestras vidas que estamos posponiendo y que genera este sentimiento de insatisfacción. Y, para poder cuestionarnos y aprender a identificar esos “problemas ocultos”, es importante que tengamos una rutina de reconección. Esa rutina va a depender de nuestra personalidad y puede ir desde una terapia, meditación, llevar un diario o salir a correr entre muchas opciones más. Es cuestion de probar distintas opciones hasta que encuentres lo que funcione mejor para ti.

Ya tienes una “rutina de reconección”? Por favor, compartela en los comentarios!

Hasta la próxima!

Andre…

Published by Andre

Hola! Soy Andrea. Bienvenidos a mi blog.

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: