Los ultimos meses han sido un tanto complicados, y seamos sinceros, yo los he hecho más complicados de los que debian ser. En palabras de Steven Pressfield, he batallado con la Resistencia y, la mayor parte de las veces, Resistencia ha ganado.

Finalmente hace una semana, me he encontrado con un poco más de tiempo, en el que pude organizar un poco mis ideas y volver a trabajar en mis proyectos. De modo que por aquí me tendran con más contenido sobre minismalismo y desarrollo personal.

En mi primer post de regreso, quise empezar por compartir el proceso de desarrollo de una rutina.

Ya hace un tiempo que he identificado que uno de mis mayores problemas en lo que refiere a alcanzar mis metas ha sido la falta de consistencia. Por eso cuando me plantee mis metas para 2019, una de ellas era establecer una rutina que me permitiera ser más eficiente. Y el primer libro que leí en 2019 fue, por lo tanto, Atomic Habits.

Atomic Habits es un gran libro. Pueden encontrar una revisión con un poco más de detalle en mi book review de febrero, siguiendo este link. Es un libro muy fácil de leer, con un buen balance de teoría, historias y pasos a seguir. Y si mi camino en el desarrollo de hábitos positivos no fue óptimo, es totalmente mi responsabilidad por no hacer caso a uno de los consejos de James: Empezar por un, y solo un, hábito.

Tenia varios planes para este año y quise aprovechar el año nuevo y hacer todo perfecto. Me fue imposible elegir una y solo una mis metas. Lo reduje a tres: en fitness, quería comer saludable, hacer ejercicio y bajar de peso; en creatividad, quería publicar un blog post semanalmente y hacer una publicación en isntagram por día, y después en carrera, quería tomar algunas clases y preparar una certificación. Hoy puedo ver lo ridículo que es haber escrito esto cuando me encontraba a mitad de leer Atomic Habits.

Si vienes de una situación en la que no estás siendo eficiente ni efectivo, pasar a trabajar en más de un proyecto a la vez es sin dudas una receta para el desastre. Te lo digo yo a ti ahora, me lo “dijo” a mi James Clear cuando leí Atomic Habits y seguramente lo haz escuchado muchas veces de varias fuentes. Sin embargo, creo que es inevitable que en algún momento tropecemos con esta piedra.

Cuando la vida en pareja, el trabajo, el niño y la falta de hábitos desbarató mis planes para este año, honestamente, me deprimió un poco. Mis pensamientos fueron: wow! otra vez! Nunca logro cambiar mi vida de la forma que quiero.

Por suerte, me recorde a mi misma de mi mantra para este año: Progreso, no perfección. Y en medio del caos que fue mi vida en los ultimos meses, logre identificar cuál era mi prioridad: Establecer una rutina.

Si necesitas ayuda para empezar a organizarte o para salir de un estado de bloqueo como el que tuve yo, te sugiero leas las siguientes sugerencias.

Empieza con lo que tienes. 

En el pasado, siempre intenté hacer cambios radicales, cómo pasar de un horario inexistente a levantarme a las 6 AM e irme a dormir a las 10. Cuando mi realidad en ese momento dicataba que rara vez me iba a la cama antes de la 1AM y tampoco me lograba dormir inmediatamente. Cambios tan radicales son dificiles de mantener, aún más si tienes una familia y tus horarios y rutinas no son solamente tuyos.
Una forma más eficiente de enfocar el tema de los horarios, es hacer una auditoría de tu realidad actual. Cuales son tus responsabilidades? Qué horarios tienes que cumplir? Determina cuales son tus “working hours”, cómo se me ha dado por llamarle. Es decir, teniendo en cuenta tus responsabilidades y compromisos actuales y también los horarios y compromisos de tu núcleo familiar, determina cual es un horario para levantarte e irte a la cama que sea funcional a tu vida y tus proyectos.
Ten en cuenta que estamos pensando en rutinas que vas a mantener a largo plazo. Es importante que se sientan como horarios que puedes mantener de lunes a lunes. Excepciones van a existir, pero deben ser excepciones.

Calendar Blocking

Una vez que tenemos nuestras “working hours”, el siguiente paso es bloquear de tu calendario aquellos periodos de tiempo que estan destinados a compromisos recurrentes.
En mi caso, tengo un trabajo de tiempo completo que ocupa unas 9 horas de mi dia. Y todas las mañanas que tengo que llevar a mi hijo a su escuelita. El tiempo que me llevan completar estas dos actividades, estan bloqueados de mi calendario.
Hacer esto tiene dos beneficios: en primer lugar te ayuda a tener una idea más realista del tiempo del que dispones, y, en segundo lugar evita que planifiques realizar alguna actividad en esos momentos. 

Si no está agendado, no existe.

    Esta es una frase que se la he escuchado decir a Marie Forleo muchísimas veces. Puedes tener mil sueños y proyectos, pero si no dispones de un tiempo asignado para trabajar en ellos, la verdad es que no existen.
    Ahora, ten cuidado… aqui estamos hablando de establecer rutinas. Puede ser confuso, ya que estoy constantemente hablando de tu calendario. Pero no estamos hablando aqui realmente de tu agenda – sino del blueprint de lo que va a ser tu agenda semanal.

    ASi que una vez que tengo una idea de cuál es el tiempo que tengo disponible para trabajar en mis metas, puedo pasar a asignarles tiempo en mi calendario. En mi caso, hay 3 cosas que quiero incorporar a mi rutina semanal: Actividad física al comienzo del día, Una hora diaria para trabajar en este blog y sus redes sociales y un momento en la noche para leer. 

    Dejar tiempo libre. 

      Otro error que he cometido en el pasado es diseñar mi vida de modo que no tengo 30 minutos libres en ningún momento. Es tentador, esta idea de sacarle el jugo a cada minuto de nuestra vida…
      Cuál es el problema entonces? Bueno, que los imprevistos pasan. Puede surgir una emergencia, puedes enfermarte, puedes calcular mal el tiempo que te va a llevar completar una tarea y aún más importante, resulta que no eres una máquina, necesitas tiempo para recargar las pilas.
      Te pido que cuando diseñes tu rutina semanal te dejes tiempo libre… De modo que puedas luego agendar en esos momentos las tareas no recurrentes como ir al banco, o al medico o hacer un trámite. Tiempo que puedas dedicar a limpiar, leer un articulo, cocinar o lo que sea que tengas que hacer. O que el resto de tu vida no quede desbaratado porque escribir este articulo te llevo 2 horas en vez de 1:30.

      Los fines de semana

      Antes de terminar quiero dedicarle un tiempo especial a ese tiempo especial que tenemos cada semana: los fines de semana.
      Claro que dependiendo de nuestros trabajos, cada uno va a tener un Fin de Semana diferente. Pero, aquí te cuento como he decidido manejar el mío.
      Para empezar, mi horario de fin de semana es un poco distinto de mi horario de entre semana. Si bien mi dia, de lunes a viernes, empieza a las 7 AM. Los fines de semana empieza a las 8:30. Esto es tambien porque los viernes y sábados nos permitimos irnos a la cama un poco más tarde, para mirar una pelicula o serie y en general compartir una noche tranquila en pareja.
      Fue de eso, creo que es importante que el fin de semana no cambie dramaticamente respecto a la semana. En otras oportunidades (pre-bebé) quería levantarme a las 6 AM de lunes a viernes, pero despues salir a la noche el fin de semana y volver a casa a las 5 AM (Si no eres uruguayo, si, a esa hora volvemos es la hora a la que cierran los pubs). Eso no funcionó para mi, porque semana a semana tenia que ajustar mi cuerpo a un nuevo horario cada lunes.
      Otra cosa importante a tener en cuenta en lo que refiere a los fines de semana – dependiendo del momento de tu vida en el que te encuentres y de tu dinamica familiar, puede ser que sea una fuente de tiempo extra para trabajar en tus proyectos. Por ejemplo, si no tienes niños aún puedes dedicarles las mañanas a tus proyectos y dejar las tardes libres para descansar.
      En mi caso, he decidido dejar mis fines de semana libres y tratar de no tener ninguna de mis actividades priritarias agendadas para este tiempo. Si alguna emergencia surge y necesito terminar alguna tarea de la semana, puedo usar las dos horas diarias de siesta que hace el niño. Fuera de eso, si tengo agendado correr 5K cada sábado, y hacer el la planificación de las comidas de la semana, compras y preparar snacks e ingredientes para la semana.

      Palabras finales

      En resumen, las rutinas con algo muy personal. 
      No existe una rutina que funcione para todos de igual modo. Es importante que tengas muy presente que la rutina que te diseñes tiene que servir a tu vida. 
      En el ultimo tiempo, muchos influencers han compartido sus rutinas y voy a confesar que me encantaban esos videos de youtube. Si bien creo que hay valor en ver rutinas de personas que admiras, es importante que no las tomemos al pie de la letra. Mira más allá de lo obvio e intenta encontrar los tips puedes adaptar a tu realidad. 
      Cuando diseñes tu rutina semanal:
      1.  Empieza por establecer un horario que puedas mantener todos los dias de la semana a largo plazo. No te olvides que necesitas dormir!
      2. Seguido, marca en tu calendario todos los compromisos recurrentes que tienes que cumplir en ciertas horas y días. Logra una visión realista del tiempo que tienes disponible.
      3. Establece cuales son tus proyectos priritarios y agendalos. Asignales un día y hora en tu rutina para que se hagan realidad. 
      4. Tu rutina solo debe incluir las tareas esenciales y recurrentes. Deja tiempo libre para imprevistos, eventos puntuales y para el ocio. 
      5. Los fines de semana son joyitas. Tratalos como un tiempo especial, pero no intentes hacer todo lo que no hiciste de lunes a viernes en tu fin de semana. El propósito del día libre, es descansar, asegurate de que estes haciendo algo de eso; y en la medida de lo posible intenta pasar tiempo de calidad con tus seres queridos. No olvides que las metas son importantes, pero las personas en tu vida tambien lo son. 
      Hasta la próxima…
      Andre.

      Published by Andrea

      Hi! I'm Andrea. Welcome to my blog.

      Join the Conversation

      2 Comments

      1. Me parece que todo lo que dices es súper valioso. Creo que a muchos nos pasa que queremos cambiar todo de una, y al final terminamos agobiados y no hacemos nada. Me encantaría ver un post sobre Calendar Blocking! He visto que muchas personas lo están haciendo, pero me parece un poquito complicado. Para mi es súper fácil planificar y tipo, tener una lista de cosas que debo hacer, sin embargo, siento que siempre pasa algo que modifica mi plan. Podrías por favor darnos algún consejo sobre cómo manejar eso? Gracias!!!

        Like

        1. Hola Camila! Intentare escribir un post con mi visión del Calendar Blocking. Igual te digo que en lo personal, me parece más una herramienta de productividad que de efectividad. Y también creo que como todas las herramientas qué hay, no es aplicable a todos los casos. Es probable que simplemente no se adapte a tu realidad y no es que estés haciendo algo “mal”. Gracias por tu input!

          Liked by 1 person

      Leave a comment

      Fill in your details below or click an icon to log in:

      WordPress.com Logo

      You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

      Google photo

      You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

      Twitter picture

      You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

      Facebook photo

      You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

      Connecting to %s

      %d bloggers like this: